Las Bondades de la Energía Solar

23/1/2016

   Aunque no seamos conscientes de ello, el Sol brilla las 24 horas del día. Siempre, en algún lugar del planeta, habrá un módulo solar recibiendo su luz. Como si de una planta silvestre realizando la fotosíntesis se tratase, este módulo convertirá esa luz en energía eléctrica por medio de un fenómeno físico llamado efecto fotovoltaico. El simple hecho de poder atrapar un poquito de Sol para después usarlo a nuestro antojo, incluso de noche, ya sea para calentar agua o para producir electricidad, es ya por sí un milagro casi comparable con la divina transformación del agua en vino.

    La Energía Solar es una fuente inagotable de energía no contaminante que, de manera silenciosa y respetuosa con el medioambiente, nos ha iluminado y aportado calor desde el amanecer de los tiempos. Ahora más que nunca está a nuestro alcance la más avanzada tecnología para poder aprovechar aún más dicha energía. Además, en apenas unos pocos años el precio del panel solar fotovoltaico ha bajado desorbitadamente al mismo tiempo que la factura de la luz se ha ido incrementando considerablemente. Es momento pues de que los paneles solares vean la "Luz".

   Existen básicamente dos tipos de instalaciones fotovoltaicas, las Aisladas por un lado, y de Autoconsumo por otro:

   Las instalaciones Aisladas son aquellas que no están conectadas a la red eléctrica. Son totalmente independientes y están exentas de impuestos o peajes. Se puede conseguir cualquier potencia y a cualquier tensión, (corriente contínua, monofásica o incluso trifásica). Las aplicaciones más comunes son aquellas instalaciones a las que no llega el tendido eléctrico, como por ejemplo casas rurales, granjas, naves industriales, sistemas de riego, ... aunque cada vez es más común observar sistemas aislados junto a la red eléctrica ya que en muchos casos es más rentable. Para poder almacenar la energía producida por los paneles se utilizan baterías. Las baterías nos suministrarán la energía necesaria cuando la producción de los paneles sea menor que nuestro consumo, como por ejemplo en días nublados. El mantenimiento de este tipo de instalaciones es bastante sencillo.

   Las instalaciones para Autoconsumo son aquellas que están conectadas a la red eléctrica. La aplicación más lógica sería la de reducir la factura de la luz. Pero la verdad sobre la nueva ley que regula la energía solar para autoconsumo deja mucho que desear ya que el 9 de Octubre de 2015 se aprueba en España la normativa más restrictiva del mundo sobre autoabastecimiento eléctrico con una complejísima tramitación administrativa, ya sea la instalación grande o pequeña, y con unas condiciones que sólo benefician a las compañías eléctricas. Se distinguen dos tipos de instalaciones. Las Tipo I, en las que por lo producido se cobran cargos (el llamado "Impuesto al Sol") y donde además los excedentes se regalan. Y las Tipo II, en las que para no regalar los excedentes, se pueden vender pero implica darse de alta en el Registro de Instalaciones de Producción en Régimen Especial (RIPRE), en el Código de Actividades Económicas (CAE), tributar trimestralmente, declarar el IVA y pagar peajes en base a la energía producida. Si la potencia contratada con la compañía eléctrica es menor que la potencia instalada con paneles, se debe pagar una contribución fija proporcional a la potencia de generación fotovoltaica. Además, si se decide complementar la instalación con baterías para un mejor aprovechamiento de lo producido, puede haber un cargo adicional. De modo que no es de extrañar los nuevos movimientos sociales como "Me corto los cables", que consiste ni más ni menos en darse de baja del suministro eléctrico convencional e instalarse una Aislada. Aunque tiene sus inconvenientes, pues no todo el mundo dispone de un tejado para instalar paneles. También están en auge las cooperativas energéticas que aseguran un suministro proveniente de energías renovables.

   Es curioso vivir en un mundo tan tecnológicamente avanzado, con cada vez más aparatos de clase energética A+++, con iluminación Led, ... y cada vez tenemos un mayor consumo eléctrico. Y es que primero deberíamos cumplir siempre aquella gran premisa que decía que "es mejor ahorrar un vatio que tener que producirlo"

Juan Cifuentes

Domosolar